Sep
07

Restauración del Retablo. Semana 7

 

El ático esta compuesto por
tímpano triangular con frontón con la imagen del Padre Eterno bendiciendo con
la mano derecha y con la bola del mundo en la mano izquierda. El calvario con
Cristo Crucificado, con tallas de la Virgen y San Juan a los pies de la cruz.
Detrás tabla con policromía representando el Jerusalén Celestial. Tanto el
Crucificado como la policromía, son de época posterior. Cierra el conjunto dos
parejas de columnas sobre las que apoyan dos tallas de ángeles a ambos lados
del conjunto y dos aletas decoradas con motivos vegetales.

 

 

 

Se comienza a realizar el proceso de consolidación en
dorado y carnaciones. Las zonas peor conservadas respecto al dorado son las
zonas paralelas al suelo debido a que el calor que se eleva contacta
directamente con ellas. La carnación del Cristo Crucificado se encuentra
especialmente en mal estado, con perdidas importantes. Otra zona muy alterada
es el manto del Padre Eterno decorado con panes de plata prácticamente perdido
debido a lo delicado de dicho material.

 

 

Empapelado de la carnación y sentado de la policromía

Se realizan labores de encolado y
consolidación de la estructura de madera que presenta zonas con agrietamientos,
fragmentación o zonas desencoladas.

 

 

 

 

 

 

Se comienza, una vez
consolidada toda la zona, el proceso de limpieza de las tallas.

 

 

 

 

 

 

 

IMÁGENES DE LAS
PRINCIPALES TALLAS DEL ATICO CON CATAS DE LIMPIEZA

 

 

 

Encontramos restos de goma laca, de adhesivos,
resinas naturales y de repintes así como suciedad acumulada y depósito. Las
zonas menos visibles tenían una capa mayor de suciedad debido a una limpieza
poco rigurosa. También encontramos en la policromía de las vestimentas zonas
con exceso de limpieza por uso de disolventes excesivamente fuertes o por mal
uso de los mismos, con pintura muy barrida y pérdida de la misma.