Me pongo en tus manos

Me pongo en tus manos

Me pongo en tus manos Oh Dios, de mi debilidad y de mi fortaleza, de mi tristeza y mi alegría, de mi soledad y mi compañía, de mi incertidumbre y mi esperanza.   En la noche de mi enfermedad me pongo en tus manos de Padre: alumbra esta oscuridad Con un rayo de tu luz,
En Tí confío

En Tí confío

Señor, Tú me conoces. En ti confío. Ayúdame. Gracias por las personas que atienden a los enfermos. Son una prueba de tu amor. Ahora, más que nunca, necesito sentir la cercanía de mi familia, de los amigos, de mi comunidad cristiana. Dales, Señor, sensibilidad para acompañarnos y celebrar con nosotros la Vida que nos regalas,
Orar en la enfermedad

Orar en la enfermedad

La oración del enfermo La oración del enfermo tiene una característica especial. “En la enfermedad te sientes débil, incapaz, sin fuerza, sin posibilidad de decidir por ti mismo, en manos de otros; ni siquiera puedes huir aunque lo desees: “Se consumen de pena mis ojos, mi garganta y mi vientre; mi vida se gasta en
Oración de Juan Pablo II

Oración de Juan Pablo II

ORACIÓN DE JUAN PABLO II Señor, Tu conoces mi vida y sabes mi dolor, has visto mis ojos llorar, mi rostro entristecerse, mi cuerpo lleno de dolencias y mi alma traspasada por la angustia. Lo mismo que te pasó a ti cuando, camino de la cruz, todos te abandonaron. Hazme comprender tus sufrimientos y con
Mírame, Señor

Mírame, Señor

Mírame, Señor Mira, Señor, que está enfermo el que Tú tanto quieres.  Ayúdame a mantener la paz. Yo sé que Tú siempre estás conmigo en medio del dolor, de la angustia y del miedo. Yo sé que siempre estás conmigo y que nunca me dejas solo en los momentos difíciles. Hazme sentir la fortaleza y
Mensaje de amor

Mensaje de amor

MENSAJE DE AMOR…Madre Teresa de Calcuta Madre Teresa ¿El día más bello? Hoy ¿La cosa más fácil? Equivocarse ¿El obstáculo más grande? El miedo ¿El error mayor? Abandonarse ¿La raíz de todos los males? El egoísmo ¿La distracción más bella? El trabajo ¿La peor derrota? El desaliento ¿Los mejores profesores? Los niños
Plegaria para la tercera edad

Plegaria para la tercera edad

PLEGARIA PARA LA TERCERA EDAD Bendice, Señor, a los que tienen comprensión de mis pasos vacilantes y mis manos temblorosas. Bendice a los que saben que hoy mis oídos van a sufrir para entender a otros. Bendice los que apartan los ojos, como si no vieran, cuando se me cae el café del desayuno. Bendice
Ancianos pero dichosos

Ancianos pero dichosos

ANCIANOS PERO DICHOSOS Dichoso el anciano que valora su ancianidad, porque en su atardecer sabrá dar gracias a Dios por el gran don de la vida. Dichoso el anciano que es portador de paz y energía creadora, porque contribuirá hasta el último momento a la construcción del mundo. Dichoso el anciano que se mantiene optimista,
Homenaje a la vida… pero en vida

Homenaje a la vida… pero en vida

Homenaje a la vida… pero en vida              Resulta bastante habitual realizar homenajes a la gente querida, apreciada, famosa, o que destaca en ciertos ámbitos, carismas o dones, una vez que ya nos ha abandonado en vida.             Hoy, no quiero dejar pasar más el tiempo, y caer en la torpeza de no decir a
Para tí, enfermo

Para tí, enfermo

Para tí, enfermo «Mucho te ama Jesús cuando te envía tales pruebas -escribía Santa Teresita del Niño Jesús- A quien ama más, da más pruebas, y a quien ama menos, le da menos». Yo te digo, amigo enfermo, ¿a quién ha amado y ama Dios más que a Jesús? Pues a él le dio el