Tu Palabra no muere, nunca muere, porque vive. No muere tu Palabra Omnipotente, Porque es la vida misma, y la vida no vive, vivificaMiguel de Unamuno