Una sola cosa es necesaria: consolar tu espíritu y amar a DiosPío de Pietrelcina
Iglesia de San Miguel - Pamplona