Mucha paz tendríamos si en los dichos y hechos ajenos, que no nos pertenecen, no quisiéramos meternosTomás de Kempis