No me resigno a que, cuando yo muera, siga el mundo como si yo no hubiera vividoPedro Arrupe