La espiral de la violencia sólo la frena el milagro del perdónJuan Pablo II
Iglesia de San Miguel - Pamplona