Así tenemos organizada la economía en la Parroquia de San Miguel

No tenemos dinero

bancarrota

Solo tú puedes haces que tu Parroquia se sostenga. La Parroquia no recibe subvenciones,
ni impone cuotas por la catequesis,
la celebración de sacramentos o tramitación de partidas bautismales.
Se mantiene gracias a los que viven su Fe en ella.

Te lo pedimos

donativos-puntuales

Puedes colaborar en la medida de tus posibilidades a través de Bizum, suscripciones y transferencias bancarias, PayPal…

Tienes toda la información en esta página.

Pagamos

pagamos

A los trabajadores, hay muchos gastos. Nada es gratis: electricidad, agua, calefacción, limpieza, mantenimiento del templo y de los locales parroquiales, nóminas, papel, fotocopias, teléfono, página web, formas, velas, la Residencia de Sacerdotes que sirve de ayuda en el templo, etc.

El resto, lo repartimos

repartimos

Una parte muy importante de la Parroquia es CÁRITAS PARROQUIAL, que ayuda a las personas más necesitadas de nuestra zona y del II Ensanche, entregando lotes de comida, del Banco de Alimentos o comprada por nosotros cuando no nos entregan suficientes alimentos; con ropa y calzado que nos entregáis vosotros. Ayudamos a buscar empleo a personas sin trabajo, a pagar el piso, la electricidad, el gas, etc… a personas necesitadas. También atendemos a NUESTROS MISIONEROS repartidos por todo el mundo, a través de la campaña de Manos Unidas, con proyectos concretos con el dinero de la Primera Comunión, o creando pozos en Mali… Colaborando con el DOMUND en el mes de octubre. La Jornada Mundial de los Pobres, de los TURRONES MISIONEROS cada Navidad. Como veis, tenemos que colaborar con los más necesitados.