Jesús, confío en ti

Jesús, confío en ti

Tomás quiso desentenderse de la comunidad. Nos dice el evangelio que estaban todos reunidos menos Tomás. Es una actitud muy típica, la del que quiere organizarse la vida por su cuenta y riesgo, la del que pretende ser discípulo de Jesús, pero sin nada que ver con los demás, sin comprometerse ni complicarse la vida.
¿Me amas más que estos?

¿Me amas más que estos?

Muchas veces rehuimos algunos encuentros por miedo, porque no queremos confrontarnos con nosotros mismos, al menos con esa parte de nosotros que sabemos que no ha madurado tanto como nos gustaría. Nos cuesta experimentar nuestros límites, nuestras fragilidades, en definitiva, reconocernos pecadores. Algo de esto es lo que le pasó a Pedro cuando no dejó
A perro flaco todo son pulgas

A perro flaco todo son pulgas

Dice el refrán que a perro flaco todo son pulgas. Esta es otra forma de decir que “las desgracias nunca vienen solas”. Y es que a Pedro y a sus compañeros parece que nada le puede salir bien. Han vuelto a Galilea, han vuelto a la orilla del mar de Tiberiades después de tres años
¿Por qué surgen dudas en vuestro interior?

¿Por qué surgen dudas en vuestro interior?

Esto es el mundo al revés. Si viendo no creemos, realmente tenemos un problema. Los discípulos estaban viendo las manos y los pies de Jesús. Veían, por tanto, los agujeros de los clavos y era evidente que el resucitado era el crucificado. Pero ni siquiera reconociendo a Jesús vivo delante de ellos los apóstoles dejaron
“Nosotros esperábamos” … “pero ya ves” …

“Nosotros esperábamos” … “pero ya ves” …

No fueron capaces de aguantar ni 24 horas. Y eso que las mujeres habían vuelto por la mañana del sepulcro diciendo que estaba vacío y los apóstoles, Pedro y Juan, habían certificado el testimonio de ese hecho. ¿Cómo de grande tendría que ser la decepción de estos dos discípulos de Jesús para que tomasen la
No sabemos dónde está

No sabemos dónde está

La Magdalena se refería María al cuerpo muerto de Jesús, a su cadáver que debía estar en el sepulcro y había desaparecido. Hasta en tres ocasiones tuvo que contar a distintas personas esta fatalidad que le infligía un sufrimiento insoportable que le corroía las entrañas. Dicen que, además, para colmo de males, las mujeres tienen
Una fake del siglo I

Una fake del siglo I

El evangelio de hoy es continuación del que se proclama en la vigilia pascual que nos narra cómo las mujeres fueron en la madrugada al sepulcro y encontraron a alguien que les anunció la buena noticia de la resurrección de Jesús. “No está aquí, ha resucitado”. Hoy se añade a este encuentro otro aún más
¡¡¡Feliz Pascua de Resurrección!!!

¡¡¡Feliz Pascua de Resurrección!!!

En el domingo de resurrección, los cristianos y el mundo entero lo sepa o no, celebramos el acontecimiento más importante de la historia: el Dios que se hizo hombre, pasando por uno de tantos, y murió, ha resucitado, superando todo límite concebible. Pero nos encontramos con una gran dificultad: se supone que deberíamos estar eufóricos
La humildad de Jesús, nuestro gran ejemplo

La humildad de Jesús, nuestro gran ejemplo

La liturgia del Jueves Santo nos introduce en el triduo pascual, que culminará con la celebración de la resurrección del Señor, aquella sin la cual, como dice la Escritura, vana es nuestra fe. Y se nos introduce desde una triple dimensión: el cumplimiento definitivo de la Pascua (la liberación de Egipto, es decir, de la
Pedro o Judas: nosotros decidimos

Pedro o Judas: nosotros decidimos

El Hijo de Dios es vendido por 30 monedas de plata… que debía ser mucho dinero, más del que Judas podía aspirar a robar de la bolsa común en un buen periodo de tiempo, pero que, al lado del Señor y de cualquier vida humana es ridículo. No hay precio para calcular la redención y