La gravedad del pecado y la Misericordia De Dios

La gravedad del pecado y la Misericordia De Dios

Las palabras del Señor son duras. Si tu mano te induce a pecar, córtatela: más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos a la gehena, al fuego que no se apaga. Y, si tu pie te hace pecar, córtatelo: más te vale entrar cojo en la vida, que ser
Sin miedo al mundo

Sin miedo al mundo

Cristo provoca una “admiración general”, como nos dice el Evangelio de hoy. Esto podría llevar a sus discípulos a pensar que la misión de su Maestro se iba a realizar con el aplauso y la admiración del mundo. Pero no es ese el camino escogido por Dios. Y quiere dejárselo claro, por eso les dice
Sabiduría De la Cruz

Sabiduría De la Cruz

En el Evangelio de hoy leemos cómo el Señor les prohíbe terminantemente decirle a nadie que Él es el Mesías. Y lo hace porque “El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día”. No quiere que nada le aparte del
Conocer a Cristo

Conocer a Cristo

“En aquel tiempo, el virrey Herodes se enteró de lo que pasaba y no sabía a qué atenerse (…) ¿Quién es éste de quien oigo semejantes cosas? Y tenía ganas de ver a Jesús”. Su interés por saber lo que sucedía, sobre quién era aquel de quien se decían que hacía tales milagros, no es
675A00DA-49F7-4619-9593-28E86589F4CF-300x241.jpg

Actuar es fácil, espera…

Nunca quedará descubierto el enigma del mundo. El envés y la tramoya no están a nuestro alcance. Por mucho que vivas una caridad inflamada y seas capaz de pasar noches en vela dando conversación a los enfermos, nunca podrás saber por qué existe el mal en la raíz de nuestras relaciones, por qué el dolor
CEB40B0E-965A-4FE0-8865-994A5450F4E2-214x300.jpg

La perspectiva mayor

Hoy el Señor va de pueblo en pueblo revelando el Reino de Dios, enseñando a la gente que el suyo no es el reino brevísimo de este mundo, sino el que está más adentro, el que no se acaba y al que no le llega ni la herrumbre ni la carcoma . Es decir, no
75F7F77D-353D-4014-884F-5BDDAD5CC760-300x228.jpg

La familia de los que no pueden callarse

Es imposible que el texto del Evangelio de hoy no fascine al creyente. Hay un elemento decididamente escandaloso en la escena que no podía pasar inadvertido a los fariseos, esos espectadores de caras largas que iban a cazar al Señor en un gesto desafortunado, para poder apedrearlo y quitárselo de una vez de encima. Los
02FFDE07-81A0-4551-B7E3-5330937B931A-210x300.jpg

Malos tiempos para el castillo interior

Hoy por la mañana, después de dar la comunión a los enfermos de la planta de oncología, se me acercó un familiar que vela noche y día a su padre. Digamos que se llama Rafael. Empezó a contarme sin solución de continuidad cosas de su vida, de cómo su padre le enseñó a andar, de
DA9C2630-E08A-477F-9A71-4B543A9C4AE6-300x200.jpg

Arriba y abajo son ya otros lugares

Cristo ha puesto el lenguaje humano boca abajo, y también las relaciones sociales, y el orden habitual, todo, desde la cruz todo ha quedado en el mundo boca abajo. ¿No hacen eso los niños cuando juegan, que bajan la cabeza y ven entre sus piernas que todo se queda de repente del revés? Así ha
035B0482-C59E-4128-BB77-F0BC72E775E7-300x199.jpg

Una fe que conmueve al mismo Dios

A quienes nos gustan demasiado los libros, por ser unas ventanas muy pequeñas que se abren a universos mayores (el universo del otro, el universo que habita dentro de mí, el universo de Dios), llevamos un año recomendando a los amigos “El infinito en un junco”, ese trabajo multipremiado de Irene Vallejo sobre la historia