Debajo del segundo cuerpo en el
que se encuentra la Virgen, encontramos cuatro relieves dedicados a los cuatro
Padres de la Iglesia Católica: San Jerónimo, vestido con hábito cardenalicio,
San Agustín, San Ambrosio y San Gregorio Magno.

 

 

 

RELIEVE DE SAN
JERONIMO

 

 

En el relieve de San Agustín aparece una cerradura
antigua, en la trasera en el lado opuesto se encuentran dos bisagras que
indican que dicha tabla se abría como una puerta. Es posible que en su anterior
emplazamiento en la catedral se utilizara para guardar reliquias de algún santo
o santos.

 

 

 

Los relieves se encuentran en
mejor estado que los relieves del tercer cuerpo que presentaban multitud de
micro ampollas, pero encontramos también zonas con peligro de desprendimiento,
lagunas en dorado y carnaciones, repintes, capa de barniz oxidada y restos de
adhesivos.

 

 

 

PERDIDAS DE POLICROMÍA DEBIDO AL
ATAQUE DE INSECTOS XILÓFAGOS Y A LA SEQUEDAD EN EL AMBIENTE

Los relieves de San Ambrosio y San Gregorio Magno se
encuentran en buen estado en comparación con el relieve de San Jerónimo que ha
sufrido un mayor ataque biológico de insectos xilófagos.

 

Es apreciable en las fotos inferiores el nivel de
suciedad que presentan los relieves.

 

RELIEVE Y CATA DE
LIMPIEZA EN LA MANGA DEL SANTO

 

La mazonería con decoraciones vegetales y animales se
encuentran barridas y presenta repintes e importante capa de suciedad.

 

 

CATAS DE LIMPIEZA EN LAS QUE SE
PUEDE OBSERVAR EL ALTO NIVEL DE OSCURECIMIENTO QUE OCULTABA A LA VISTA LAS
EXCELENTES DECORACIONES DE LA MAZONERÍA REALIZADAS POR EL POLICROMADOR JUAN
CLAVER.

 

 

 

DETALLE PAJARITO

leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.