Querido y escogido

Querido y escogido

Hay personas con las que converso cuando nos saludamos por la calle, que rápidamente me comentan lo que piensan y sienten ante situaciones de la vida y ante los problemas a los que tienen que enfrentarse. A veces, me da la sensación de que en el fondo, piensan que lo que ocurre tiene que ocurrir
Mi tesoro

Mi tesoro

San Lucas parte hoy, en el episodio que relata en el evangelio, de un problema con una herencia. La persona que se encuentra con Jesús, y le plantea el problema, seguro que sería el hijo más joven de una familia que no habría recibido nada de la herencia por la avaricia de su hermano el
No sabemos pedir

No sabemos pedir

¿A quién no le gusta ser famoso, ser reconocido por los demás, tener éxito, ser imprescindible, y todas esas cosas que nos halagan y nos hacen crecer en nuestro ego? Por eso, entendemos muy bien la petición de Santiago y Juan al Señor: “Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a
Contra toda esperanza

Contra toda esperanza

  Lo de Abraham es ¡alucinante! Yo, en su situación, habría caído rápidamente en toda clase de improperios, críticas, protestas y un largo etc. contra Dios y todas sus enormes injusticias. Si, además, leemos el Evangelio, que nos habla de persecuciones, tribunales y juicios por causa de Cristo, ¡es como para salir corriendo! Pero ¿es
La levadura de los fariseos

La levadura de los fariseos

Un pan bueno depende, entre otras cosas, de una buena levadura. En realidad, esta levadura de panadero está compuesta por organismos microscópicos; su labor de fermentación es lenta y su sabor resulta prácticamente imperceptible en el pan ya horneado. Todo un misterio, porque ¿cómo es posible que algo tan minúsculo, insípido y lento pueda dar
Gracias extraordinarias en circunstancias ordinarias

Gracias extraordinarias en circunstancias ordinarias

De Santa Teresa solemos recordar sus frecuentes gracias místicas, arrobamientos, éxtasis, diálogos y visiones de Cristo. Y, sin embargo, nos fijamos poco en las circunstancias en las que la Santa supo vivir esa elevada experiencia mística. Creemos que las gracias extraordinarias nos vienen sólo en circunstancias extraordinarias, olvidando que entre los pucheros y ollas también
De fariseos y maestros de la Ley

De fariseos y maestros de la Ley

Mientras no se demuestre lo contrario, nuestra condición humana es la que es: muy limitada y, a veces, olvidadiza y de mirada corta. Así que las palabras duras que, en el Evangelio de hoy, dirige Jesús a los fariseos de su época se aplican, en realidad, a los fariseos de todas las épocas. Porque nadie
La tentación del buenísimo

La tentación del buenísimo

Sorprende la libertad del Señor para sentarse a comer en casa del fariseo, sin caer en la tentación del buenismo y del quedar bien. Desde nuestra óptica, quizá pensamos que tampoco tenía que ser tan extremista y exagerado: total por lavarse las manos, solo por cumplir con ese gesto tan complaciente y dialogante con el
Nuestros pilares

Nuestros pilares

Mientras no se demuestre lo contrario, no creo que la ingeniería, la arquitectura o alguna otra ciencia logre algún día construir edificios en el aire. Con la imaginación, sí, claro: se nos da muy bien construir castillos que flotan entre las blancas nubes y soñar con carrozas que atraviesan el cielo hacia no se sabe
LA SABIDURÍA DE DIOS.

LA SABIDURÍA DE DIOS.

Si Dios quiere esta tarde concelebraré la Misa en la capillita de Fátima. Allí, ahora tan construido, se imagina uno a Jacinta, Francisco y Lucía ante la aparición de la Santísima Virgen. Pobres pastorcillos, incultos e ignorantes ante el mundo, pero que contemplan la sabiduría de Dios en María y de su mano llegan al